Un total de 150 “chalecos amarillos”, 50 de ellos en la región parisina, estarían bajo escucha telefónica y/o vigilados en internet, según reveló este jueves el periódico francés Le Point.

Uno puede suponer que desde los primeros días del movimiento, la policía sigue de muy cerca las actividades de los “chalecos amarillos”. Sin embargo, según el semanario francés Le Point, Francia pasó a la siguiente etapa: unos 150 “chalecos amarillos” estarían bajo escucha telefónica y/o “espiados” en internet.

“Un centenar en la provincia, cincuenta en París y periferia” estarían vigilados por el servicio de inteligencia francés, y medios importantes fueron desplegados por la Dirección de Inteligencia de la Prefectura de París (DRPP).

La DRPP multiplica los pedidos de autorización ante la Comisión Nacional de Control de las Técnicas de Inteligencia (CNCTR), explica el periódico. “La jefa de la DRPP hizo toda su carrera siguiendo a los ‘extremistas’, sabe lo que hace”, confió uno de sus excolegas de inteligencia.

Para autorizar la escucha de los “chalecos amarillos” sin atentar contra la libertad de manifestar, la CNCTR considera que ésta se justifica en virtud de la prevención de los “ataques a la forma republicana de las instituciones”. Son las mismas justificaciones para escuchar a la gente de extrema derecha y de izquierda radical, comenta un policía.

Parecen pues confirmarse las consignas de firmeza en el seno de las autoridades francesas. El pasado 30 de enero, el semanario Le Canard Enchaîné revelaba las 30 consignas dadas a las fuerzas del orden sobre cómo tratar a los “chalecos amarillos” detenidos y puestos bajo custodia durante una manifestación.

Si los policías detienen a alguien de manera equivocada, explica un mail al que Le Canard Enchaîné tuvo acceso, “se debe preferiblemente” mantener la inscripción de la persona en el registro de Tratamiento de Antecedentes Judiciales (TAJ), aun si “los hechos no están establecidos”. Un método que constituiría un fichaje abusivo, subrayaba el semanario.

Este sábado, el movimiento de los “chalecos amarillos” llega a su decimotercer día de protesta. Habrá varios puntos de encuentro en el país y varias manifestaciones, para una movilización cuya amplitud es desconocida. La semana pasada, unas 58.600 personas manifestaron, según las cifras del Ministerio del Interior.

Con información de Radio Francia Internacional

A %d blogueros les gusta esto: