Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Lo que sería una visita familiar y una tarde de convivencia, se convierte en tragedia. Mientras sus padres platicaban en una vivienda en la aldea San José Chicalquix, San Carlos Sija, Quetzaltenango, Byron Paxtor, de 8 años, y sus primos jugaban con pirotecnia, cuando se escucha una explosión y llanto.

Cuando sale el padre de Paxtor, lo ve sangrando y tirado en el piso. Una tía, quien trabaja en el Centro de Salud de Sibilia, fue en busca de bomberos y de un vehículo para trasladar al niño al centro del citado municipio. Una ambulancia los encuentra en el camino y llevan al menor de edad al Hospital Regional de Occidente (HRO).

El primer reporte médico fue que el niño presentaba quemaduras y lesiones en el 90 por ciento del rostro. Los galenos de turno lo trasladaron de la emergencia al quirófano para una cirugía.

El niño está en estado delicado y el panorama se vislumbra complicado. Una de las peores noticias fue que perdió el sentido de la vista.

“El niño está en el área de intensivo de pediatría y se espera su evolución”, dice la comunicadora social del HRO, María del Carmen Sajquim.

Hasta el momento se desconoce el tipo de explosivo que manipulaba Byron, quien sueña con ser policía para capturar a ladrones, tal y como lo hace su papá, quien integra las filas de la Policía Nacional Civil (PNC) y aprovechó su descanso para visitar a su familia.

El abuelo del niño menciona que para Navidad no le dio dinero para comprar cohetillos como una medida de protección.

Con información de Erick Colop

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Pin It on Pinterest

Share This