Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

El expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, condenado por corrupción y encarcelado desde abril, reafirma su inocencia, denuncia un retroceso de la democracia en su país y asegura que su candidatura es una propuesta para que su país “retome el camino de la inclusión social”.

“Soy candidato a la presidencia del Brasil, para las elecciones de octubre, porque no cometí ningún crimen y porque sé que puedo hacer que el país retome el camino de la democracia y del desarrollo para nuestro pueblo”, afirma el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, condenado por corrupción y encarcelado en Curitiba, al sur del país.

El ex mandatario repasa su trayectoria política desde el sindicalismo bajo la dictadura y sus tres fracasos hasta llegar a la presidencia en 2002. “Culminé mis dos mandatos con 87% de aprobación. El mismo nivel de rechazo del actual presidente Temer”, escribe Lula.

El mandatario se dice hoy víctima de una conspiración mediático-judicial. “Siete años después de haber dejado la presidencia y tras una campaña de difamación contra mí y contra mi partido por parte de la mayor empresa de la prensa brasileña y de los sectores judiciales, el país vive otro momento: el de los retrocesos democráticos y de una prolongada crisis democrática”, denuncia.

Lula reitera que no tenía intenciones de regresar a la política, pero que la coyuntura que vive Brasil lo obligan a hacerlo. “Frente al desastre que se abate sobre el pueblo brasileño, mi candidatura es una propuesta para que Brasil retome el camino de la inclusión social, del diálogo democrático, de la soberanía nacional y del crecimiento económico para la construcción de un país más justo y solidario”, afirma.

“Soy el candidato para devolverles a los pobres y a los excluidos su dignidad, para garantizar sus derechos y darles la esperanza de una vida mejor”, agrega.

La carta de Lula llega un día después de la publicación de un texto firmado, también en Le Monde, por el expresidente francés François Hollande y cinco exjefes de Gobierno europeos pidiendo que el ex jefe de Estado brasileño pueda presentarse en libertad a las elecciones de octubre.

“Llamamos solemnemente a que el Presidente Lula pueda mañana presentarse libremente ante el sufragio del pueblo brasileño”, escribieron los seis exlíderes europeos.

Además del socialista Hollande, firman el exprimer ministro socialista belga Elio Di Rupo, los expresidentes del Consejo italianos socialdemócratas Massimo d’Alema, Enrico Letta y Massimo Prodi así como el exjefe de Gobierno español, José Luis Rodriguez Zapatero (PSOE).

Los líderes indican que “la encarcelación precipitada del Presidente Lula, incansable artífice de la disminución de las desigualdades en Brasil, defensor de los pobres de su país, solo puede suscitar nuestra emoción”.

“La destitución de Dilma Rousseff, democráticamente elegida por su pueblo, y cuya integridad jamás ha sido puesta en entredicho, ya era una preocupación seria”, recuerdan.

“La lucha legítima y necesaria contra la corrupción no puede justificar una operación que cuestiona los principios de la democracia y el derecho de los pueblos a elegir a sus gobernantes” añaden.

Según fuentes cercanas a François Hollande, fue el expresidente socialista del Senado, Jean-Pierre Bel, que tomó la iniciativa de redactar este texto.

Con información de Radio Francia Internacional

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Pin It on Pinterest

Share This