Extorsión sigue cobrando víctimas

Luego de luchar varias horas de luchar por su vida el piloto de bus Golondrina Aníbal Ramírez Paredes, de 30 años, originario de Coatepeque, Quetzaltenango, atacado a balazos la mañana del jueves murió la madrugada de este viernes 17 de febrero en el Hospital Regional de Occidente (HRO). Ramírez Paredes fue trasladado por la gravedad de sus heridas del Hospital Nacional de Coatepeque al HRO, pese a los esfuerzos de los médicos falleció a la 1:30 horas de esta madrugada. Médicos informaron que el piloto tenía dos impactos de bala en el cráneo y tres más en el pecho. El ataque se produjo durante las primeras horas de la mañana del jueves 16 de febrero en el ingreso al municipio de Colomba Costa Cuca, cuando dos sujetos luego de hacerle la parada al bus de transportes Golondrina C-011BLN dispararon contra el piloto y el ayudante. El ayudante murió en el lugar. Hasta el momento el servicio de la ruta Golondrina que brinda servicio de Coatepeque a Xela es irregular.
Noticias Relacionadas
Otras Historias